Vídeo para Amnistía Internacional. Alan y Gyan, con distrofia muscular, acaban de reunirse con su familia en Alemania después de un largo periplo de más de dos años desde Siria. Huyendo del Estado Islámico, recorrieron más de 2.000 kilómetros en sus sillas de ruedas, cruzaron montañas en las alforjas de sendos caballos y llegaron a la costa griega en una barca neumática. Lo que no se esperaban era que verían cumplido un sueño más: conocer a sus ídolos del Real Madrid y presenciar un partido del club blanco en la Champions League.

ALAN Y GYAN AÚN EN GRECIA

REFUGIADAS: MUJERES YAZIDÍES

DERRIBANDO MUROS EN APOYO A LAS PERSONAS REFUGIADAS

SALUDO DE APOYO DEL COLEGIO DE PEDAGOGÍA ACTIVA ANDOLINA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *