Barenta Report ha elaborado este vídeo en el marco de la campaña de apoyo a las personas refugiadas “Yo acojo” – “I welcome” de Amnistía Internacional. Alan y Gyan tienen distrofia muscular. Recorrieron 2.500 kilómetros en silla de ruedas, atravesaron montañas colgados de las alforjas de un caballo y llegaron a Grecia a bordo de una barcaza neumática. Después de más de un año de travesía, al fin han llegado a Alemania, donde han logrado reunir a su familia.

Poco antes, en Atenas, una delegación de Amnistía Internacional les entregaba 7.000 mensajes y un vídeo de apoyo de activistas de todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *